Spoiler: Mujer discriminada – Jeannet Manford

”Tengo un hijo homosexual y lo quiero”

Una simple frase fue suficiente para convertirse en una activista reconocida a favor del colectivo LGTB. Jeanne Manford luchó por la igualdad e integración del colectivo LGBT.

Sufrió en sus propias carnes la homofobia y el rechazo a la libertad de los homosexuales. Su hijo, Morty Manford, fue víctima de una paliza por parte de la policía en la Gay Activists Alliance.

Jeanne Manford, como madre y activista, escribió una carta a The New York Post, donde manifestaba la frase citada. Lo hizo cuando la homosexualidad se consideraba un desorden mental o directamente un crimen.

En un principio puede parecer una frase obvia pero no lo era en aquel contexto. Muchos padres seguían repudiando a sus hijos por su condición sexual y otros se avergonzaban y exigían a sus hijos que no la hicieran pública.

Ella empatizó con el dolor de todas esas personas que eran rechazadas por ser quien realmente son y quiso hacer un llamamiento a los padres de todas estas personas. Necesitaban el apoyo de sus familias y ella quería transmitir ese mensaje.

En la Christopher Street Liberation Day Parade acompañó a su hijo al desfile con una pancarta que revindicaba a los padres que apoyaran a sus hijos. Muchos miembros del colectivo le pedían que hablara con sus padres e incluso consideraban que ella era su madre.

Creó en 1972 la PFLAG (Padres, familias y amigos de lesbianas y gays), llegó a tener presencia en 12 países. No fue algo simbólico, ella lo llevó a la práctica y se convirtió en el ejemplo para muchos padres. Más tarde se integró a los bisexuales, transexuales e intersexuales. Exigía que acabara esta discriminación y esto debía empezar por los propios padres.

El objetivo de esta organización es promover la salud y el bienestar de las personas LGBT, sus familias y amigos por medio del apoyo para enfrentarse a una sociedad adversa; la educación, al público desinformado; y la defensa, para acabar con la discriminación y asegurar la igualdad de derechos civiles.

Tuvo que hacer frente a una oposición producida por la LGTBfobia y fue cuestionada como mujer. Fue considerada una enferma por defender a su hijo homosexual.

Los homosexuales eran definidos por entonces como enfermos mentales o personas peligrosas que debían permanecer lejos de la gente ”normal’’ para no ”contagiar” al resto de la población. Se llegó a dudar de su orientación sexual, rumoreando que ella también era homosexual.

Hizo lo que toda madre tiene que hacer, sí. Lo hizo cuando no era lo normal y cuando la LGTBfobia estaba en su auge. Consiguió la unión  de los padres y familiares y los convirtió en aliados del colectivo, haciendo el día a día de sus hijos más fácil.

@ciaoatenea

Spoiler: Mujer discriminada – Clara Schumann

Clara Schumann, vivió como ‘’la mujer de Robert Schumann’’ y es considerada como ‘’la compañera perfecta’’ pero realmente fue una excelente pianista, compositora, madre; superviviente de un padre ultra controlador, del intento de suicidio de su marido y de la muerte de sus hijos y de la de su marido. ClaraSchumannGebWieck.jpg

Hija de padres pianistas inició a los cinco años, destacó desde sus comienzos, hasta el punto de que a sus ocho años ya había compuesto una pieza musical.

Le apasionaba componer pero el papel de la mujer en el siglo XIX no se lo permitía. Componer le ocupaba mucho tiempo y ella ya ocupaba muchas labores como madre de ocho hijos, los cuidados a su esposo y su carrera como pianista.

Aun así, Clara conseguía tiempo para hacerlo pero era en vano ya que existía la idea de que las mujeres no eran aptas para componer piezas musicales.

Le indignaba mucho este prejuicio. Este era tan fuerte que llegó a escribir es su diario:  ‘’Alguna vez creí que tenía talento creativo, pero he renunciado a esta idea; una mujer no debe desear componer. Ninguna ha sido capaz de hacerlo, así que ¿por qué podría esperarlo yo?

Clara era una prodigio como muchas otras mujeres, no era raro ver conciertos de mujeres jóvenes que tenían una gran capacidad musical.

Sin embargo, lo que diferenció a Clara de las demás y fue de las pioneras en este aspecto fue que cambió su destino. Sí, el destino de toda mujer: dejar todo para dedicarse a cuidar a sus hijos, su marido y su hogar.

Clara siguió con su carrera  y la mantuvo hasta pocos años antes de su muerte, realizando cuarenta giras de conciertos por el continente europeo.

Con todo este éxito y con la fortaleza que demostró es conocida por su historia de amor con el que fue su marido y con otro hombre.

Robert Schumann se enamoró de Clara y viceversa. Él era un compositor humilde y para el padre de Clara no era alguien digno de su hija. Clara era rebelde y creía en su libertad para elegir y siguió su romance con Robert.

Su padre para evitarlo la esclavizó con giras infinitas, la encerraba para que no pudiera encontrarse con él e inventaba historias y rumores sobre este para que Clara renunciara a él. Clara llegó a denunciar a su padre para que le dejara casarse con este.

Tras su muerte y con la lectura de correspondencia de Clara, se descubrió que durante su matrimonio con Robert, Clara mantenía una relación de amor y anhelo con Johannes Brahms.

Sí, a esto queda reducida una mujer. Buena esposa y buena madre, nada de si fue una mujer talentosa y exitosa. Qué decir si encima fue infiel a su marido. Ya no importa todo lo que hizo para la música. No ocurre lo mismo con los hombres.

@ciaoatenea

Spoiler: Mujer discriminada – María Luz Morales

Hemos revivido la historia de mujeres que fueron víctimas del atentado histórico que cometió el franquismo. El régimen se encargó de eliminar toda trayectoria profesional de toda mujer activa durante la Segunda República. Resultado de imagen de maria luz morales encarcelada

El periodismo fue una fijación para el franquismo. María Luz Morales reunía los requisitos para que la dictadura fuera contra ella: periodista y mujer.

Se licenció en Filosofía y Letras, queriendo convertirse en periodista. Eran unos tiempos complejos para las mujeres periodistas.

Sin embargo, logró dirigir ‘’El hogar y la moda’’ tras ganar un concurso. De esta revista saltó al periódico ‘’La Vanguardia’’ tras enviar sus ensayos como crítica cinematográfica.  Firmando bajo el seudónimo de Felipe Centeno.

Logra más puestos como crítica cinematográfica en Paramount Pictures, donde hacía de traductora y de guionista. También trabajó en el ‘’El Sol’’ con su sección ‘’La mujer, el niño y el hogar’’.

Todo cambia cuando estalla la guerra civil y se convierte en la directora de ‘’La Vanguardia’’. Fue la primera mujer en asumir la dirección de un periódico de cabecera nacional.

Al terminar la guerra, María fue encarcelada. Denunciada por ayudar a personas perseguidas por el bando franquista, por ser la directora del periódico durante el periodo rojo. Roja y mujer. Pecado mortal.

Pasó en prisión cuarenta días y se le prohibió volver a escribir. En la cárcel sufrió constantes humillaciones por parte de los guardias. Aun así, decidió que la dictadura no la callaría. Volvió a firmas sus publicaciones con un seudónimo.

Consiguió poco a poco reactivar su trayectoria, publicando una de las primeras historias del cine en castellano y adaptó clásicos para el público infantil para la Editorial Araluce.

Más tarde creó su propia editorial (Editorial Surco). Volvió a sus orígenes como crítica teatral para el ‘’Diario de Barcelona’’ y se incorporó a la revista ‘’Lecturas’’.

Fue rehabilitada como periodista tras la muerte de Franco. Continuó escribiendo ya sin miedo hasta que falleció en 1980.

Aunque el franquismo la marginó profesionalmente y quiso callarla, ella siguió escribiendo aun con la posibilidad de volver a prisión.

Actualmente, es un símbolo de la incorporación de la mujer al periodismo. Lástima que por entonces se pretendiera silenciar a todo aquel que hablaba sin tapujos y sobre todo cuando lo hacían mujeres.

María Luz Morales, mujer que fue silenciada, encarcelada y reprimida. Su legado fue eliminado de la historia de España, formando así parte de las mujeres que han sido imprescindibles pero que no han tenido ni tienen el reconocimiento que por sus actos merecen.

@ciaoatenea